viernes 28/1/22

Ana Ovalle es una de las propietarias de Garoba. Una tienda referencia en O Barco donde encontrar ropa moderna, estilosa y hecha en Galicia. Desde la pasada semana Garoba ha estrenado nueva localización, en la Avenida Marcelino Suárez, en el número 37, junto a Abanca.

-SOMOS COMARCA: ¿Cuántos años tiene ya Garoba?

-ANA OVALLE: Va a hacer 18 años, media vida ya.

-SC: La semana pasada estrenaban nueva ubicación, ¿Por qué este cambio?

-AO: En principio estábamos encantadas donde estábamos. Pero queríamos más marcas y no nos entraban en la tienda porque era pequeña, más que nada por sitio. Por ahora ha encantado la tienda nueva. Teníamos miedo de que no entrara la gente, pero por ahora muy bien. La entrada es estrechita porque el escaparate es pequeño pero así da menos trabajo cambiarlo.

-SC: ¿Y quién forma Garoba?

-AO: Somos Ana Isabel González, mi socia y yo. Somos dos chicas que empezamos juntas y tenemos a Lili y a Antia que son nuestras maravillosas dependientas.

-SC: Pero Garoba ha salido fuera de O Barco

-AO: Tenemos tienda también en Villablino. Habíamos abierto en Ponferrada pero cuando abrió el centro comercial no fue bien.

-SC: Nos decía qué habían ampliado el producto

-AO: Tenemos seis marcas nuevas. Calvin Klein, Vila, una de complementos Pieces, dos marcas nuevas gallegas, que se hace en Galicia. Todos decimos que se hace todo en China, pues estas marcas no, son más caras pero de mejor calidad y gallegas, son Loiba y Chocolat. Hemos cogido también calzado y ahora el cliente puede encontrar de todo.

-SC: Una apuesta arriesgada

-AO: LA gente nota que es producto español y gallego. Nos comentan la calidad de las prendas, cómo está hecho, las telas, el calzado. No es de serie, solo traemos una talla por cada modelo, es algo más especial, no para que todo el mundo vaya igual. A la gente le ha gustado y nosotras muy contentas.

-SC: ¿Y qué tipo de ropa se puede encontrar en Garoba?

-AO: Podemos encontrar un vaquero, camisetas y camisas y ahora hemos introducido, lo que nos faltaba, para vestir. Algo diferente, bonito y elegante pero no tan clásico.

-SC: El pequeño comercio con la compra por Internet y los centros comerciales vive más apretado.

-AO:  A nosotras no nos importa. Incluso vienen a probarse ropa a la tienda y pedirlas por Internet pero a mí no me importa, porque ¿quién sabe?  puede ser al revés. El campo está abierto a todo y hay que adaptarse, nosotras también vendemos por Internet

-SC: ¿Y tienen ayuda de las administraciones?

-AO: Por ahora nada. En su día nos dieron una ayuda de mujeres emprendedoras pero eso fue hace 18 años, ahora nada. Tampoco han salido subvenciones, de ayudas poco. Las puertas están cerradas para todo el mundo y en especial al pequeño comercio.

Sin duda la energía positiva y la apuesta por el producto de calidad y de la zona llevará a Garoba a seguir vistiendo a la valdeorresas.

Garoba amplía sus productos hacia la moda más gallega