lunes. 15.08.2022
Cada vez son más las empresas que deciden crear una nube híbrida
Cada vez son más las empresas que deciden crear una nube híbrida

La necesidad de digitalizar la mayor parte de los procesos de una empresa proporcionó las bases para el crecimiento del entorno en la nube. Dentro del marco de la digitalización, los especialistas en IT buscan nuevas maneras de reducir el tamaño de los sistemas que almacenan los datos de las empresas, al mismo tiempo que los preparan para ser más flexibles y escalables. El Hardware Premium de NetApp es uno de los recursos que más se utilizan gracias a su capacidad de implementación de una arquitectura mixta y su adaptación a compañías de distintos tamaños. Cada vez son más las empresas que deciden crear una nube híbrida y, a continuación, analizaremos por qué.

¿Cómo funciona una nube híbrida?

El entorno que proporciona la nube híbrida les permite a las empresas almacenar datos y cargas de trabajo en nubes públicas y privadas. Así, la compañía puede intercambiar entre un modelo y otro, según sus necesidades y la fluctuación de costos. Esto otorga una mayor flexibilidad y posibilita más alternativas al momento de manejar los datos. 

El entorno de la nube híbrida incluye una mayor variedad de aplicaciones, un servicio web, alojamiento y funciones de red. Además, permite la creación de un entorno completamente único en el que las empresas alojan los datos sensibles en el proveedor privado y la información menos valiosa en un entorno público, como el que ofrece Google.

¿Por qué las empresas migran hacia los modelos de nube híbrida?

Los beneficios que ofrece la implementación de un entorno de nube híbrida explican por qué son cada vez más las compañías que optan por estos modelos. Estas son algunas ventajas de adoptar este tipo de sistema:

Tratamiento de los datos

Las empresas manejan un amplio volumen de datos que requiere distintos niveles de seguridad. La nube híbrida le permite a una compañía adaptar mejor su infraestructura utilizando un entorno para el almacenamiento de datos críticos y otro para la información menos sensible. El modelo híbrido permite intercambiar sistemas, según cambien las necesidades de la empresa.

Control de gastos

Desde luego, los entornos privados tienen asociados costos más elevados porque requieren un mayor nivel de seguridad en la protección de los datos. Las empresas pueden controlar mejor los gastos fijos y variables usando también un servidor público. Según lo consideren necesario, podrán optar por el entorno que sea más rentable al momento de ejecutar las cargas de trabajo.

Mayor escalabilidad

La nube híbrida ofrece más recursos al usar los dos tipos de almacenamiento de la información. Si la nube local tiene más demanda que su capacidad, la empresa puede migrar ciertas cargas de trabajo al entorno público, alcanzando, así, una mayor escalabilidad.

Aplicaciones para cada necesidad

Por último, las empresas encontrarán la más amplia variedad de aplicaciones en ambos entornos, que se ajustan mejor a sus necesidades. A modo de ejemplo, estas son algunas de las aplicaciones que pueden usar en la nube híbrida:

  • Aplicación web.
  • Infraestructura de escritorio virtual.
  • Nube de autoservicio.
  • Sistema de planificación de recursos empresariales.
  • Aplicaciones de recursos humanos.
     

Cada vez son más las empresas que deciden crear una nube híbrida