martes. 25.06.2024

«No va a tener mucha más trayectoria y hemos decidido, de momento, suspenderlo en aras de lo que pueda venir»

Han sido seis las sesiones que han compuesto el autocine de A Rúa. Esta iniciativa comenzó la segunda quincena de julio y terminó el pasado sábado, 15 de agosto, con la proyección de E.T. El concello ha decido no contratar la prórroga de esta actividad.



Se trata de un formato novedoso pero que ha sido inestable en cuanto a la afluencia de público. «Ha servido como experiencia. No va a tener mucha más trayectoria y hemos decidido, de momento, suspenderlo en aras de lo que pueda venir», explica el alcalde, Álvaro Fernández.

Por la pantalla de este autocine han pasado títulos clásicos como Grease, Gremlins, Regreso al futuro o Tiburón. Además, fue sede del estreno de María Solinha, del director petinés Ignacio Vilar.

Las entradas tenían un coste de 5 euros y se traba de una actividad «segura, donde disfrutar de la familia y la tranquilidad». Y es que cada espectador debía estar dentro de su vehículo.

Ahora el concello trabaja en otras cuestiones «siempre en el ámbito de la seguridad y en función de como se vayan desarrollando los acontecimientos veremos si se pueden desarrollar o no».

Si desea escuchar la entrevista completa a Álvaro Fernández, pinche en el siguiente enlace:

A Rúa no tendrá, al menos por ahora, más autocine