viernes 28/1/22

El presidente, Pablo Pérez, ha defendido esta institución, cuyas nuevas tasas se aprobaron por unanimidad entre todos los alcaldes de la comarca y anuncia futuros beneficios para los valdeorreses

A finales de año 2020 la Asamblea del Consorcio de Aguas de Valdeorras aprobó las nuevas tasas para el servicio de la depuración de aguas residuales en los concellos que forman parte de este organismo. Un cambio con el que el partido Riada Cidadá no está de acuerdo, por lo que su portavoz en el Concello de O Barco, Félix García, ha emitido un comunidado en el que explica que «os barquenses, consumidores dun ben municipal e público, a auga, teñen que afrontar unhas novas tarifas de depuración que representan un incremento medio superior ao 100% sobre a o que viñan pagando».



Esto se debe a que la Diputación de Ourense «decidiu non aportar a partir deste exercicio os 100.000 euros anuais comprometidos dende a súa creación. Retira a subvención pero non o control político-administrativo xa que mantén a maioría de voto na asemblea», asegura. Sin embargo el presidente de este consorcio y diputado provincial Pablo Pérez, ha argumentado que «por ley, estas administraciones —el órgano provincial y Aguas de Galicia— no pueden aportar dinero ninguno a la institución. Sí es evidente que la Diputación en este momento está aportando masa gris, es decir, los servicios de los técnicos, implicados a coste 0 al 100%».

Pérez ha defendido que este consorcio, pionero en la provincia de Ourense, aprobó las tasas «por unanimidad e independientemente de la ideología de cada alcalde». Además, ha anunciado que en los próximos años se llevarán a cabo una serie de inversiones que redundarán en el beneficio de los valdeorreses.

Por su parte, García reivindica «a necesidade de desmontar o Consorcio de Augas de Valdeorras e que a xestión do ciclo da auga reverta novamente nos concellos».


Riada Cidadá solicita «desmontar» el Consorcio de Aguas de Valdeorras