viernes. 19.08.2022

Desde este 1 de julio la señal V-16 comenzó a sustituir a los triángulos de emergencia en un proceso que durará hasta el 2026

El pasado 1 de julio entró en vigor una nueva normativa que hará más seguro el entorno del conductor cuando sufra un percance en la carretera. Y es que desde este jueves ya no es necesario salir del vehículo para colocar los triángulos de emergencia en las vías.

Esto se debe a que ya se permite el uso de la señal V-16. Esta es una luz de emergencia que se coloca sobre el techo del vehículo, simplemente sacando el brazo por la ventanilla. El dispositivo queda anclado en el turismo gracias al imán que lleva e inmediatamente se activará.

Esta medida viene a otorgar una mayor seguridad cuando un conductor tenga un problema en la carretera. Entre 2019 y 2028, 28 personas fallecieron atropelladas tras bajarse de su vehículo, por lo que este sistema evitará muchos riesgos.

La linterna no tiene un coste superior a 20 euros, además está alimentada por pilas y se debe guardar en la guantera o en un lugar con acceso fácil desde el interior del coche. Este dispositivo emite una luz naranja intermitente que permite una visibilidad muy superior a la de los triángulos, sobre todo por la noche.

Por el momento, los triángulos y las señales luminosas convivirán hasta enero del 2026. A partir de ese momento la V-16 deberá contar con un localizador GPS, para que en tiempo real, las autoridades sepan que hay un problema en la vía.

Los triángulos de emergencia comienzan a ser cosa del pasado