viernes 3/12/21

Equipados con equipos de protección individual practican este juego tradicional en los campos de la comarca

Con la desescalada, los deportes y los juegos poco a poco fueron volviendo al día a día de los valdeorreses, entre ellos la tradicional petanca, que se practica de forma asidua tanto en Vilamartín como en O Barco.

En ambas localidades hay canchas preparadas para tal fin, y los aficionados a la misma fueron de los primeros en regresar a este tipo de instalaciones tras el confinamiento.

Recordemos que la petanca es un juego tradicional en el que el objetivo es lanzar bolas metálicas tan cerca como sea posible de una pequeña bola de madera, lanzada anteriormente por un jugador, con ambos pies en el suelo y en posición estática desde una determinada zona.

Un instante del juego en una partida de petanca disputada hace unos días en Vilamartín

A diferencia del pasado mes de marzo, ahora lo hacen con todo tipo de protecciones, tanto mascarilla como pantalla, guardando siempre la distancia de seguridad en un juego en el que no hay contacto físico con el rival.

Los "piques" y sobretodo el buen ambiente se adueña todos los fines de semana de los jugadores, que en algunas ocasiones aprovechan el respiro del intenso calor veraniego para, entre semana, también quedar y jugar unas partidas.

Los jugadores de petanca no detienen su afición en tiempos del Covid