domingo. 25.02.2024

Galiza Nova Valdeorras ha denunciado, en rueda de prensa, la dificultad de viajar hasta la comarca empleando el transporte público, debido a la escasez de líneas, a la dificultad de combinaciones y a los precios de los viajes. Problemas que se suban a la escasez o mala comunicación de las líneas regulares existentes en la comarca. “Volver a casa este ano dende Santiago de Compostela até O Barco de Valdeorras custa máis 25 euros e leva de media tres horas” ha afirmado Daniel Calvo, responsable de Galicia Nova en Valdeorras quien añadió que es más fácil coger un avión de Santiago a Madrid que un autobús o un tren a Valdeorras. "Polo que precisamos dun transporte pensado por e para a xente de aquí, e non que estea mirando unicamente cara fóra. De nada nos serve poder viaxar fóra do país se para movernos por el temos tantas dificultades", puntualizó.

Las líneas regulares han sido las protagonistas de otras de las denuncias de Galiza Nova. Ejemplos que, según ha indicado Calvo, se muestran en la línea A Gudiña-O Barco y en la que se ha suprimido la parada en Viana impidiendo a los paciente del Hospital Comarcal desplazarse con normalidad.

El transporte en A Veiga centró otra de las críticas, dado que no existe un servicio diario sino que es a la demanda. "Isto quere dicir que a xente que queira debe chamar á empresa con dous días de antelación para que o bus vaia ao concello. Pero isto non é a única deficiencia, xa que o dito bus iría ás 5:45, dos luns ou mércores á Veiga e deixaría aos usuarios no Alto do Covelo, onde terían que esperar máis hora e media, con todo o frío da madrugada, e a 1000 e pico metros de altitude polo bus que sae ás sete da Gudiña, que pasaría por dito lugar máis tarde das oito da mañá. E ten a subida de volta ás 17:15", ha destacado Calvo. Un hecho parecido ocurre en el concello de O Bolo donde el bus procede a Gudiña.

Otra de las denuncias de Galiza Nova fue que los escolares comparten autobus con otro tipo de pasajeros. "O exemplo que nos deu a empresa de Atvisa foi, que non é o caso, que un presidiario que colla o liña regular cara Pereiro vai ir con todos os rapaces que utilicen esa liña para ir ao colexio", detallaron.

En esta línea, Galiza Nova ha presentado "50 medidas para liberar a mocidade galega". Entre las mismas se recogen la creación de una red ferroviaria moderna y adecuada al siglo XXI, con unas condiciones de seguridad óptimas y que vertebre toda Galicia. También proponen ls creación de un tren de cercanías gallego que permita enlazar los núcleos de población alrededor de las ciudades de una manera económica, ecológica y eficaz. Otra de las medidas con respecto al transporte será cubrir  las conexiones por carretera de los entornos urbanos y rurales, de manera que existan líneas de transporte regular en autocar, incluido el transporte escolar, acorde a las necesidades de los jóvenes y, por último, eliminar los peajes en las autopistas gallegas, además de potenciar, el transporte público mediante tarifas asequibles para la juventud.

Galiza Nova denuncia la falta de transporte en Valdeorras