martes. 09.08.2022

Tras más de 1 siglo de historia el Libro de Familia pasará a ser historia desde este 30 de abril, se sustituirá por un documento electrónico

Se termina el mes de abril, y con ello la historia del Libro de Familia, por lo menos en formato físico. En 2011 una ley aprobada por el Congreso de los Diputados le daba la primera estocada mortal a este elemento que acompaña a todas las familias desde hace más de 1 siglo. Concretamente desde el año 1915 cuando se creó bajo el mandato de Eduardo Dato.

Ahora el mismo pasará a ser en formato electrónico e individual, y cada ciudadano podrá consultar en el sus datos de vida que a su vez podrán dar agilidad a diferentes trámites. Para todos aquellos no relacionados con la era digital, sus documentos seguirán teniendo validez incluso ante posibles pérdidas. Aunque para las nuevas familias no se expedirán más libros.

Las funciones del nuevo Libro de Familia serán las mismas como sacarse el DNI o el de un hijo menor, pasaporte, tramitar bajas maternales, dar de alta a los hijos en la cartilla de la Seguridad Social o solicitar plazas en un centro escolar. Aunque a día de hoy muchos de estos trámites con el DNI o dando el consentimiento en las diferentes oficinas ya se puede realizar.

De hecho la la identificación electrónica, como ya se solicita en otros trámites como la Declaración de la Renta o para el permiso de conducir facilitará de nuevo los trámites. Además, esta base de datos se irá actualizando de forma automática, una vez se vuelquen los datos aportados.

El Libro de Familia en formato físico pasa a ser historia