martes. 09.08.2022

Esta familia noble de O Castro tuvo su apogeo en el siglo XIX, pero perdió muchas de sus posesiones por culpa de sus fieles ideales


Como cada mes, el historiador Antonio Castro Voces, en su sección “Historias de la historia” nos trae un trozo de la memoria de Valdeorras, esta vez sobre la Familia Álvarez Carballo de O Castro, echando la vista atrás ahora casi 200 años, trasladandonos al momento de su máximo apogeo tras unión con la Familia Prada y Maldonado.

Esta vez, el historiador nos habla de don José Álvarez Carballo y Guitián. Personaje que vivió a mediados del siglo XIX. El era un hombre culto, bien vestida y relacionado con las familias nobles.

Álvarez Carballo, casado con María Ángeles de Llano y Merás en el 1856 defendía fielmente una ideología política como era el Carlismo. Estos se mostraban en contra del reinado de Isabel II. Por ello este valdeorrés de O Castro organizaba pandillas que luchaban contra los partidarios de la reina en la zona de Oencia y Corullón.

A ellos les pagaba entre 8 y 10 reales por cada jornada. Esto derivó en una multitud de percances. Una vez estando en una reunión clandestina en Córgomo tuvo que escapar para salvaguardar su vida. La mala fortuna quiso que sus huellas quedaran en la nieve que había caído durante esas jornadas.

Por ello fue localizado, detenido y conducido a Madrid. Su hermana Carlota, aprovechó un encuentro con Isabel II, que se encontraba paseando en su carruaje para pedirle clemencia para José Álvarez. Esta aceptó pero a cambio mucha de la plata que tenían en su pazo tuvo que ir a parar a las dependencias reales.

No se terminó ahí la mala suerte de un señor conocido como "Pepito" ya que una de sus hijas falleció de cólera. Esta enfermedad entraba a Galicia a través de un ferrocarril que el mismo intentó sabotear. Para detener al virus se estableció un lazareto en la estación de Quereño donde se realizaban desinfecciones.

En 1880 su banda fue desarticulada por el ejército de la reina en otro duro golpe para la familia. A su vez descubrieron que sus posesiones en Laciana estaban abandonadas y espoleadas.

Si desea escuchar todo lo que dijo Antonio Castro Voces, puede hacerlo en el siguiente enlace:

El apogeo y declive de la familia Álvarez Carballo