miércoles. 17.08.2022
O Barco

Las distancias, los grupos "burbuja" y las mascarillas marcan la vuelta al cole de O Barco

Los colegios públicos ultiman los preparativos para una "vuelta al cole" marcada por los protocolos que cada centro está adaptando

El próximo 10 de septiembre toca volver al cole. Un regreso que será totalmente diferente para niños, padres y profesores. Los Centro Públicos de O Barco se encuentran adaptando las instalaciones a los protocolos aunque el definitivo no llegará hasta el 7 de septiembre. Lo que sí se sabe ya es que la ventilación de los espacios, los grupos de convivencia estable y las mascarillas serán aspectos fundamentales en todos los centros gallegos. Además, según plantea la Xunta quiere “ampliar” el uso de esta última en la franja de 3 a 6 años siempre que sea posible.



En el CEIP Condesa de Fenosa llevan todo el verano trabajando con el objetivo de adaptarse a la situación «para que los niños lleguen en las mejores condiciones de seguridad», confiesa su director, Xoaquín Freixeiro. Es en el único centro público del municipio donde ha sido necesario desdoblar un grupo por llegar al ratio permitido en el protocolo. En todos los cursos hay dos clases, "a" y "b", pero en primero de primaria también habrá "c".

Dentro del centro, los pasillos cuentan con un plano de circulación para evitar el cruce entre alumnos de diferentes aulas. Lo mismo ocurrirá en el patio, que ya se han delimitado en diferentes espacios que ocupará cada aula durante el recreo. Así se creará esas llamadas "burbujas" donde se evitará que los niños de clases diferentes se junten.

Debido a la gran cantidad de escolares con las que cuenta este centro, todos los grupos de la letra "A" bajarán al patio a la vez mientras que el "B" se queda en el aula merendando y haciendo lectura silenciosa. Después, una vez finalizado este tiempo, se cambiarán.

CEIP Julio Gurriarán

En el caso del Julio Gurriarán la situación es similar. Los alumnos contarán con un patio delimitado y saldrán al recreo en diferentes franjas horarias. También se escalonarán las entradas y salidas al centro. El equipo directivo, como explica Nacho Hermida, trabaja desde hace semanas en los protocolos aunque «en muchos casos no estamos totalmente de acuerdo con todas las normas o no nos parecen adecuadas».

En las clases el gel hidroalcólico, las mascarillas y las distancias serán los principales protagonistas. «Estamos adaptando todo con un montón de esfuerzo y gasto propio para comprar los materiales que creemos que nos hacen falta». Es más, Hermida asegura que se sienten «desamparados por las administraciones que han tenido seis meses para hacer algo».

CEIP Ramón Otero Pedrayo

En el caso de este colegio, las líneas generales del protocolo ya estaban elaboradas en junio. Los niños podrán salir al patio en diferentes horarios y siempre en esos grupos "burbujas". «Hay zonas pintadas de ida y vuelta para que no se crucen», asegura la directora, Reme Arias. Tampoco habrá filas en el patio antes de entrar, sino que accederán directamente al aula donde les esperará su profesor. Además, cuentan con dispensadores de gel hidroalcóholicos automáticas y unas luces en el baño para que nadie más pase siempre que esté encendida.

«Nos da mucha pena porque no vamos a poder organizar nada». Y es que este año todo cambiará en los colegios de O Barco que ya ultiman sus preparativos para recibir a los más pequeños.

Te dejamos las declaraciones de Nacho Hermida, Xoaquín Freixeiro y Reme Arias:

Comentarios
Las distancias, los grupos "burbuja" y las mascarillas marcan la vuelta al cole de O Barco