viernes. 02.12.2022

«No fueron pocas las dificultades que vivimos y los boicots que sufrimos en las piscinas»

El alcalde de A Rúa, Álvaro Fernández, considera que la acusaciones del BNG se deben a que «están en campaña y han identificado aquí un punto donde consideran que pueden desgastar».
somoscomarca_arua_alvarofernandez_2022
«No fueron pocas las dificultades que vivimos y los boicots que sufrimos en las piscinas»

Las piscinas municipales de verano de A Rúa continúan generando polémica. Esta semana el BNG anunciaba, en nombre de la portavoz María González Albert, la presentación de diferentes quejas ante la defensora del pueblo. El principal motivo, la presunta negativa del Concello a la entrega de documentación requerida por la oposición.

En concreto, a través de una nota de prensa aseguran que Avelino Fernández Seco, acudía  a la Casa del Concello para reclamar toda la documentación que el grupo ha solicitado a lo largo de los meses Ante su reclamación, Fernández Seco se encontró «con la inexistencia de la documentación solicitada vía registro el pasado 11 de julio».

La solicitud era relativa al contrato de la piscina municipal, el contrato de los socorristas, el contrato de explotación del bar anexo y el informe justificante de por qué se utilizaron las tarjetas de Bono de años anteriores. 

El alcalde de A Rúa, Álvaro Fernández, considera que esta situación se debe a que «están en campaña y han identificado aquí un punto donde consideran que pueden desgastar». Asegura además que «en Comisión Informativa y en el Pleno se les respondió a las 21 preguntas que llevaban».

Ante las acusaciones, Fernández resalta que el verano «fue un éxito y las piscinas funcionaron, pese a viento y marea. No fueron pocas las dificultades». Y es que al parecer, según confiesa el regidor, «no fueron pocas las dificultades que vivimos y los boicots que sufrimos. Nos aparecían rejillas en las depuradoras, nos taponaban los baños con rollos de papel enteros, nos tiraban basura en los vestuarios...». 

 Una situación que no impidió «que la gente quedara muy contenta. El resto es maniobra y trabajar un poco en contra incluso del pueblo».

«No fueron pocas las dificultades que vivimos y los boicots que sufrimos en las piscinas»