lunes. 15.04.2024

A Rúa lleva reclamando un nuevo centro de salud, que cubra las demandas de la población, más de 20 años. Y aunque en los últimos años se han ido dando pasos para resolver la situación, parece que el nuevo edificio nunca llega a pesar de contar ya con solar y urbanización en la zona.

Así, el equipo de gobierno rués asegura que esperan que el nuevo gobierno autonómico se constituya lo antes posible para solicitar una reunión con la consejería de Sanidad y exigir la puesta en marcha de la obra. “Temos moitísimo interese en que se constitúa, o máis pronto posible, o goberno da Xunta para afrontar canto antes a cuestión do centro de saúde”, puntualiza la alcaldesa, María G. Albert.

Lo cierto es que la Xunta de Galicia anunció, un mes antes del comienzo de la campaña de las elecciones municipales del pasado mes de año, la puesta en marcha de esta obra e incluso pidió la licencia urbanística para las mismas, “pero non pagaron as taxas, non a fixeron efectiva e deixaron caducar esa licenza urbanística”, puntualiza Albert quien señala que la obra no está licitada aunque sí cuenta con proyecto.

“Non entendemos porque non se iniciaron as obras. Cando pediron esta licenza urbanística, a corporación por unanimidade aprobo unha redución do 95% do ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras) para que tivesen que pagar menos por esa licenza porque entendemos que é un servizo fundamental para A Rúa”, asegura la alcaldesa quien señala que desde que recogió el bastón de mando en junio de 2023 solicitó dos reuniones con la consejería que “non contestou” y acusó a la Xunta de “atrasalo  voluntariamente pero reclamarémola a súa prioridade”.

Cabe recordar que el acuerdo para ejecutar este centro de salud se presentaba hace más de un año, el 31 de enero de 2020,  y en él participaban el Concello de la villa, la Diputación de Ourense y la Xunta de Galicia. El consistorio debía encargarse de la cesión de terrenos, una firma que ya se llevó a cabo el 11 de septiembre de 2020. Por su parte, la Diputación se ha encargado de las infraestructuras, como las vías de acceso, acondicionamiento y la dotación de servicios. Ahora falta esta última parte, donde la Xunta de Galicia se encargará de realizar las obras del propio edificio tras el convenio firmado en 2021.

Según el mismo, el nuevo centro de salud duplicará la superficie actual pasando de los 490 metros cuadrados a más de 1.000, tendrá consultas y salas de espera más amplias e incluirá una sala de espera pediátrica específica, además de una nueva sala polivalente, una consulta de atención de urgencias, una consulta de enfermería pediátrica y una consulta del programa de la mujer. También eliminará las barreras arquitectónicas, al pasar a ser un edificio de una sola planta. En total atenderá a 4.000 personas

Caduca la licencia urbanísitica del centro de salud de A Rúa sin fecha de comienzo de...