sábado. 26.11.2022

Solache, endocrinóloga: “Es un trabajo muy gratificante”

Las personas que sufren disforia de género en la provincia de Ourense, también los de la comarca de Valdeorras, acaban visitando, antes o después, la consulta de Icíar Solache, endocrinóloga en el Complexo Hospitalario de Ourense, CHUO,  y encargada de tratar a los pacientes transexuales.

Icíar tiene una voz amable y un enunciado firme. “Los pacientes con disforia de género están esperando un tratamiento que les haga verse como se sienten. Tienen mucha ilusión, son muy colaboradores y es un trabajo muy gratificante”, destaca. Actualmente atiende a unas 38 personas, algunas de ellas de la comarca de Valdeorras. “Normalmente en las primeras consultas les veo yo pero dentro del equipo hay una endocrinóloga que también atiende en O Barco para personas que prefieran que las vean allí”, destaca.

Son muchos los especialistas que intervienen en este proceso. “Las personas transgenero nacen con un cuerpo con el que no se identifican y desean una imagen corporal y física que esté en consonancia con lo que sienten. Su deseo es conseguir una imagen acorde”, destaca la endocrinóloga quien explica que el tratamiento hormonal es fundamental, por eso es tan importante el papel de los especialistas en su campo. “Ese tratamiento además lo van a tener que mantener durante muchos años, en algunos casos de por vida por lo que tenemos que hacerles un seguimiento”, detalla.



Otros tratamientos a los que se someten las personas transexuales son quirúrgico o apoyo psicólogo por lo que es fundamental un equipo coordinado de especialistas. “Necesitan atención en todo lo necesario para llegar a conseguir un cuerpo acorde con sus sentimientos”, subraya.

Como suele ocurrir con todos los especialistas, el primer eslabón es el médico de atención primaria que gestionará las derivaciones que considere oportunas. Lo puede derivar al servicio de endocrinología y también a psiquiatría o psicología clínica.

“En Ourense, en cada servicio tenemos una persona de referencia para atenderles, y nosotros establecemos una ruta para el tratamiento que necesite cada persona”, explica Solache quien añade que los menores son atendidos en pediatría hasta los 14 años.

Un proceso largo y que puede ser muy farragoso para las personas que lo sufren aunque puede facilitarse gracias al trabajo de profesionales como Icíar Solache.

Si quieres escuchar la entrevista completa, pincha aquí


Icíar Solache, la endocrinóloga que ayuda en el cambio de sexo