martes. 28.06.2022

Es importante mantener a salvo las tuberías. Pero también te traemos algunos consejos sobre conducción y vehículos

Aunque parece que lo peor ya ha pasado, el temporal Filomena continúa haciendo estragos. En zonas de alta montaña todavía se esperan durante los próximos días temperaturas bajo cero y cielos despejados, lo que implica fuertes heladas durante la noche. Puede parecer muy bonito cuando despertamos y el paisaje es de los más invernal, pero los peligros son cuantiosos. Es por ello que hoy os traemos algunos consejos a tener en cuenta para evitar males mayores.

La primera tiene que ver con nuestro hogar. Es muy importante mantener protegidos los contadores, tuberías y otras instalaciones que se encuentran al aire libre de la vivienda. Esto evitará que alguna de estas reviente. En primer lugar, debemos colocar sobre la zona un material aislante, como por ejemplo, espuma de poliuretano.



Otro consejo es comprobar que todos los grifos funcionen correctamente. En el caso de que alguno gotee, es recomendable repararlo o colocar el tapón para evitar que el agua caiga a la tubería. También es recomendable verter sal marina en las cañerías, ya que es un remedio contra la congelación.

Si esto no funciona y nos levantamos con la tubería congelada, la solución pasa por aplicar calor seco. Podemos hacerlo con secadores, radiadores, calefactores...

Vehículos

En el caso de los coches es importante tener en cuenta varios consejos. En el caos de las lunas, como ya publicábamos ayer en este medio, hay múltiples consejos a tener en cuenta: alcohol, anticongelante, rascadores... Pero, ¿y para conducir? El hielo es muy peligroso ya que reduce la adherencia del neumático a la calzada. También es importante acelerar despacio.

Es importa reducir la velocidad, evitar distracciones y aumentar la distancia de seguridad.

¿Y para no pasar frio?

Es cierto que estos días de invierno no apetece tanto salir a la calle, pero las obligaciones obligan a hacerlo. Es por ello que es importante abrigarse lo máximo posible para no pasar frío. Nunca sabemos qué puede pasar y el ejemplo más cercano está en Madrid, donde muchas personas pasaron su noche en el vehículo o incluso en sus lugares de trabajo.

Hay que tener en cuenta la necesidad de abrigarnos zonas como la cabeza, las manos y el cuello, ya que son las partes más expuestas. También los pies. Unas buenas botas y calcetines ayudan a que el calor tarde más en irse. Además, no está demás ponerse una camiseta térmica bajo el jersey para mantener una temperatura correcta.

Consejos básicos frente a las bajas temperaturas que está dejando Filomena